Técnicos del proyecto Paraguay Okakuaa de la Fundación CIRD (Centro de Información y Recursos para el Desarrollo), dictaron un taller de socialización y transferencia metodológica a instructores del Programa Entrenamiento Laboral Protegido del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) y del Centro de Innovación de Metodologías Avanzadas (CIMA), ambos dependientes del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS).


 
El mismo se desarrolló en la sede del Centro de Entrenamiento del Emprendedor (CEE), del MTESS, con el propósito de dar a conocer las estrategias abordadas en el marco de los Clubes 4-H. El taller estuvo a cargo de Humberto Benítez, Coordinador de Campo  y Letizia Fassardi, Especialista de Medios de Vida, ambos de Paraguay Okakuaa.


El taller apunta a que los instructores de ambos programas  vivencien los efectos de la metodología de aprendizaje y aumenten sus recursos (técnicas, dinámicas, estrategias) para el desarrollo de procesos de formación en habilidades blandas con adolescentes.


Los temas abordados fueron los siguientes: el rol del facilitador, su implicancia en los procesos de enseñanza y aprendizaje; la confianza, punto de partida en la generación de ambientes para desarrollarse/crecer; la comunicación, la percepción y la escucha.

Además de: los estilos relacionales y los vínculos que generamos; dinámicas de conformación de grupos y de organización de equipos; la elección de las dinámicas en tres niveles de análisis: ¿Qué? ¿Para qué? ¿Y ahora qué?

Las 4-H
Es una organización juvenil de los Estados Unidos, administrada por el Departamento Estadounidense de Agricultura. Las 4-H se refieren a Head, Heart, Hands, and Health (Cabeza -entendimiento-, Corazón, Manos y Salud). La organización agrupa a más de 6,5 millones de miembros en los Estados Unidos de América, de 5 a 19 años de edad, en aproximadamente 90.000 clubes. Los clubes y organizaciones 4-H están presentes en la actualidad en muchos otros países, organizados y administrados de manera variable.

En Paraguay los Clubes fueron creados en el año 1949 por el Crédito Agricola de Habiltiación. Posterioremente el Servicio de Extensión Agrícola se suma a este proyecto creando en 1953 en la ciudad de Encarnación el primer Club Agrario Juvenil del Paraguay.

Los clubes 4-H son un programa para la familia en que los  niños y  jóvenes tienen la oportunidad de adquirir conocimientos, habilidades y destrezas relacionadas con los temas de su interés. Estimulando vocaciones,  que les permitan obtener un oficio o una profesión, habilidades en oficios de acuerdo a su interés y vocación, constituyéndose en ciudadanos útiles para la sociedad.

Salva Vidas #PySinDengue

¿Que buscas?